martes, 13 de enero de 2009

Máscaras...


Estracto de una conversación de msn:
“>º))))><.·´¯`·._††__$ä®!Tã__††_¸.·´¯`·.¸><((((º< Ñuñuñu dice:
hay que ver lo falsa que es la gente…
/y de tanto sangrar emociones se me desangró el alma dice:
sabes de donde viene la palabra persona?
>º))))><.·´¯`·._††__$ä®!Tã__††_¸.·´¯`·.¸><((((º< Ñuñuñu dice:
ni lo sé ni tengo ni idea de a que viene eso ahora
/y de tanto sangrar emociones se me desangró el alma dice:
viene de “phersu”, que significa en etrusco máscara”
___
La sientes?
Sobre tus ojos, sobre tu mirada,
sobre cada una de las partes de tu cuerpo,
sobre todos tus sentidos y tu alma.
Es esa máscara que cada día te pones para salir a la calle,
Ese antifaz que te disfraza de normal.
Llega un punto en el que se funde contigo,
Te arrebata de un soplo toda tu autenticidad.
Te convierte en solo un saco de huesos con un alma fotocopiada a las demás.
Quítatela... y te estarás arrancando tus propias entrañas.
Eres aire frío, ni siquiera tu aliento tiene ahora fuerza.
Tú eres ella… la máscara
Tú eres ellos… el resto del rebaño
Y al mismo tiempo… no eres nadie.
...

...
...
Me llamo Sara y vivo en un mundo extraño: una especie de teatro de máscaras y de engaño, un carnaval constante donde nada es lo que parece, donde los colores se difuminan cuando los miras. Un lugar donde las flores se transforman en rocas a mi paso y los labios mienten más a menudo de lo que besan.
Pero en medio de este planeta enorme donde me pierdo constantemente, siempre tengo junto a ti un metro cuadrado en el que sentirme protegida. En medio de las multitudes que me tragan, entre toda la gente que finge ser quien no es, te encuentro a ti…
Y en ese espacio contigo es donde puedo quitarme la máscara y ser yo misma.

--------
Para todos aquellos que en algún momento se han sentido asfixiados por sus propios secretos, para todos los que han sufrido de la falsedad, para todos los que viven en este eterno carnaval llamado civilización.
Y, en especial, a aquella persona que interpreta uno de los principales papeles en mi vida. A ese bohemio frío y oscuro que día tras día sueña con que todas esas máscaras ardan en el infierno en el que a veces nos someten a nosotros, sus portadores.


11 comentarios:

Sherezade dijo...

Y tantas veces q use mi máscara para decirle q todo estaba bien, q podía bancarme su situación, y mentía nena, pero mi máscara me resguardaba.

Antes prescindí siempre de ellas, pensaba y actuaba con la verdad por estandarte, pero el alma enamorada busca subterfugios... y usé mi máscara y dolió más profundo.

Besos princesa!!

Hada del lago dijo...

Yo también he sentido eso algunas veces, la falsedad de la gente... Ese intentar ocultar lo que son tras esas máscaras... Otros se ocultan tras ellas para evitar que el resto le hagan daño... Por suerte, aun queda gente que nos regala ese espacio para mostrarnos tal y como somos ^^

Me encantan tus textos, princesa! =)

Besiños!

malena dijo...

!!! Esta vez pareciera que te inspiraste en mí para escribir este texto... y como odio la maldita máscara que me pongo al levantarme y guardo en la heladera al acostarme.
besitos linda!
pd: te contesté en mi blog (siempre lo hago) tu pregunta.

malena dijo...

Algo más, pásate por mi blog que hay un regalito para ti.
+bsos

Mariana Alvez Guerra dijo...

Wow me has dejado sin palabras. Estoy por completo de acuerdo con tus palabras, muchas personas solamente saben lucir mascaras... y lloro por ellas.

http://sietesirenasvasaquererpecar.blogspot.com/

...............! dijo...

gracias por la visita te esepro en mi mundo cuandi kieras siempre habra una historia ardiendo

Adrianina dijo...

A veces es necesaria para sobrevivir. Me refiero que muchas veces uno no quiere estar mostrando sus debilidades entonces que mejor que usar una máscara...

Besote princesa, usted escribe muy bien.:-)

almayarma dijo...

Que buen dato, que buena paradoja, ser mascara...

Mariposa_de_papel dijo...

Hay tantas máscaras como mentiras, y cada persona posee una, hay que ser muy valiente y atreverse a quitársela, pero también te robarías una parte de tu ser que te protege del mundo. Saludos Sara ;)

Any dijo...

Ocurre a veces que conoces a alguien que te recuerda mucho a ti. Empezáis a hablar, os lleváis bien... Todo va de maravilla. Y entonces descubres que esa persona lleva puesta una máscara, al igual que tú. Pero es sólo cuando ves que se despegan los bordes en el rostro de otro cuando caes en la cuenta de que tú misma la llevas.

Hace unos años me ocurrió eso. Y decidí que no quería restringir mi visión, que quería sufrir el mundo para lo bueno y para lo malo, con todas sus consecuencias, y siempre con total y absoluta sinceridad. En ese momento, me quité la máscara. Y descubrí que hay mucha gente que no se atreve a mirarme a la cara.

Biquiños.

malena dijo...

Hola linda! Pasé a saludarte y dejarte un besote!