martes, 3 de junio de 2008

Paraíso...

Allí, a lo lejos...
Lo estás viendo?
Sí, es el paraíso.
Es exactamente como lo habías imaginado.
Allí no hay negros, ni grises, ni azules. Es un eterno amanecer.
Allí no hay oscuridad, allí la luz no ciega con su axfixiante fuerza.
Allí no falta compañía ni tampoco sobra. La gente te comprende.
Allí no hay sol o luna, todo son eclipses.
Allí no hay "less", solo hay amor.
Allí no tendrás que aparentar, no tendrás que esconder tus sentimientos por ser demasiado intensos.
Podrás ser tu misma, podrás ser feliz.
Ves donde está? Allí arriba?
Solo ponte tus alas de mariposa y en dos aleteos estarás jugando con las nubes.
Pero hay un problema...
Contempla esas alas: son debiles y hermosas como al misma felicidad
puedes ir a ese paraíso pero debes ir sola.
Puedes llevar contigo toda t ilusión, todas tus ganas de vivir, tu esperanza, tu poesía,
pero esas inocentes alas se romperán con el peso del miedo, de la desconfianza, de la tristeza, ...
Puedes subir con toda tu alegría,
pero para entrar en el paraíso debes dejarlo a ÉL.
Él te ha condenado a ser una mortal, a ahogarte lentamente en tus lágrimas.
Allí está tu reino, ellos te esperan, ellos te llaman, no aguantan mas sin ti.
O lo dejas, o la vida te dejará.
...
Así me gusta princesa, vuela.
Dejas a tu paso un camino de estrellas fugaces.
Marcarás el camino a seguir.
Ahora solo relájate y disfruta de tu felicidad.
-_-_-_-_-_-_-_-_-
A veces, cuando te desprendes de algo, aunque ese algo sea un dolor enorme, no sientes un alivio o la sensación de que te quitaste un peso de encima, sino que derrepente falta algo en tu vida.
Algo que, aunque te la estuviera amargando, le daba sentido.
Simple curiosidad, mensaje que me mandó la persona a la que acabo de desterrar de mi vida hace poco tiempo:
"El amor todo lo puede, como dijo el gran poeta Virgilio hace muchos años. Pero aunque a veces seamos nosotros los vencidos, hay batallas por las que merece la pena luchar. Me iré por ti al fin del mundo si vienes conmigo. Estoy muy arrepentido..."
Nuestro amor fue, realmente una batalla entre el y yo. Una batalla por ver quien era capaz de llegar mas lejos en su locura. Y como en todas las guerras... no hay ningún vencedor.
Nuestro amor no fue amor, fue desamor...
Por que entonces siento que me falta algo?

5 comentarios:

Tuyo_siempre_princesa dijo...

Alguien que miente en mensajes así, mirando a los ojos, haciendote sentir especial solo puede ser una mala persona. Todo irá mejor con él, ya verás;)
Por cierto... no has caído en que hoy has cumplido 50 entradas? Felicidades^^
Has madurado con este blog, tanto poeticamente como psicologicamente. 50 entradas con distintos amores, estados de animo, pero con una misma diosa tras el teclado. Precioso texto, casi tanto como tú.
Te quiero princesa

Gitana dijo...

Ojala en realidad existiera un lugar así....

Tomás Goic dijo...

Muy bueno tu escrito, me gustó mucho, sigue escribiendo…
Saludos!!!

melocotón dijo...

Realmente precioso como siempre...Muchos besotes!!!

Egroj Sérdna dijo...

humano, muy humano.