miércoles, 10 de diciembre de 2008

Sonrisa(:

Caso uno:
Ella se encuentra hundida bajo el peso de sus propios miedos. Derrotada, se deja caer ante un ordenador, dispuesta a plasmar toda su tristeza en un escrito. Pero ese día, los sentimientos no salen. Hacen una bola en la garganta. Una bola que no permite gritar, ni llorar, que deja que todo se pudre dentro.
En el Messenger alguien la invita a enviar imágenes por web cam. Sin darse cuenta siquiera, acepta. Se queda mirando a la pantalla, triste, en las que las letras empiezan a bailar una triste danza tras una cascada que empieza a correr.
La ventana del Messenger parpadea. Es él.
Él: Si que cuesta ver sonriendo a este pequeño angelito.
Ella: sonrisa… ya no me acuerdo de lo que significaba eso.
Él: no digas tonterías. Las sonrisas son gratis.
Ella: Las mías no pueden comprarse ni con todo el oro del mundo.
Él: Te equivocas. Tu sonrisa solo cuesta 17 céntimos.
Ella: Ah sí?
Él: te lo demostraré.
Ella espera, pero la sonrisa no llega. De pronto el móvil empieza a vibrar. Nuevo mensaje.
Sms: Angelito, no me hagas quedar mal delante de la cámara. Sonrie. Te quiero.
Si la sonrisa hubiese sido solo un milímetro más grande, habría desgarrado un rostro que empezó a llorar de felicidad.

_____________________________

Caso 2:
Ella camina, ausente. Mira el reflejo de su propia figura en los cristales de los escaparates de las tiendas mientras piensa cuanto se odia a sí misma.
De pronto, alza la vista y su mirada se cruza con unos ojos verdes en los que ya se había sumergido anteriormente.
Él: Princesa! Que sorpresa.
Ella: Si, hace mil años que no nos vemos.
Silencio.
Él: te he echado muchísimo de menos.
Ella: y yo a ti. Te necesitaba.
Él la mira de arriba a abajo con visible preocupación.
Él: vamos a una cafetería?
Ella: no me apetece demasiado beber...
Él: entonces vamos a la tienda de golosinas.
Ella no tiene fuerza para resistirse: Puede enfrentarse a sí misma pero no a él.
Él empieza a recorrer la tienda.
Él: mira princesa! Huevos de chocolate de Hello Kitty!
Ella: Que monada!!
Él: te invito a uno.
Ella: no me apetece…
Él: lo tomamos entre los dos.
Se sientan en un banco y comen. El Kitty en miniatura le pareció precioso a ella. Él mira dentro de las bolsas que estaba llevando.
Ella: son regalos de navidad.
Él: ya veo.
Ella: Que quieres que te regale a ti?
Él: Por qué me ibas a regalar tú algo?
Ella:… Porque te quiero y me gustaría agradecerte de alguna forma todo lo que haces por mí.
Él: Si de verdad quieres hacerme un buen regalo, entonces junta todo el amor que te he dado, ponle un lazo así de mono (agita la bolsa con ironía) y devuélvemelo. Así podría intentar darselo a otra persona. Creo que sería un buen regalo, aún mejor que esos sms tan emotivos que me envías cada año nuevo, que enciende una esperanza en mí que dura exactamente un año… hasta que me vuelves a enamorar con el siguiente.
Ella: … creo que eres la única persona que conozco que se enamora solo de un sms.
Él:… Sí… bueno…. puede que al fin y al cabo, tú también tengas algo que ver en todo eso…
Ella: Sabes?, voy a hacerlo.
Él: Eh?
Ella: Voy a regalarte todo el amor del mundo… y además con un bonito lazo rosa encima! Pero solo con una condición.
Él: (divertido) Cual?
Ella: Me gustaría que me invitases a otro huevo de Hello Kitty.
Dos sonrisas se enroscaron esa tarde. Dos sonrisas de dos imbéciles que no saben vivir el uno sin el otro y dos miradas que parecían decir al unísono dos palabras: te necesito.

-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-

No sé si podría sonreír si no os tuviera y prefiero no saberlo. Solo sé que hoy, gracias a vosotros, no puedo dejar de hacerlo. Y por eso os doy las gracias.
Gracias por haber logrado no solo que os quiera con toda mi alma (cosa que es bastante fácil siendo como sois personas tan maravillosas), sino por haber conseguido algo mucho más difícil: que me quiera a mí misma.



14 comentarios:

Any dijo...

ROmpamos el silencio, que las sonrisas bien se merece un par de palabras.

Bonitas maneras de hacer sonreir. Precisamente es lo que me sobra últimamente: sonrisas.

Es bonito ver que hay gente que te quiere y a la que quieres. :)

En cuanto a excribir para llenar el vacío del amor... Me temo que no... El motivo por el que yo escribo es el propio amor en sí, porque amo las palabras, amor moldearlas para que los demás entiendan mis sentimientos, repartirlas para compartir mis ideas y los fragmentos de mi vida... Amaré el resto de mi vida las letras, las palabras... Eso lo tengo clarísimo. Nunca tendré tan claro mi amor por otra persona...

Biquiños.

malena dijo...

Eso último que has escrito, esa última frasesita fue lo más lindo que te he leído! Porque no existe nada más importante ni más bello que la autoestima.
TKM, Sara! besitos.

Tuyo_siempre_princesa dijo...

Es increible tu capacidad de hacer de un momento bonito una obra de arte genial.
Te quiero mucho princesa. Para mí hay un regalo muhco mejor que todo ese amor con el lazo encima, y ese regalo es tu sonrisa. Y estoy dispuesto a pagar por ella todos los huevos de H.K. del mundo=)

Anónimo dijo...

La verdad es que no era consciente de todo lo que te quería hasta que, en cierto modo, te perdí. Me alegra volver a recuperarte. Ojalá sigas teniendo dentro ese vacío de rencor.
Haces que todo tenga sentido. No nos fallemos nunca más. Te quiero mi angelito.

Monotributo dijo...

Perdon si en algo te ofendí, no es mi intención. El blog de Monotributo es una ironía compartida. No hagas caso de todo lo que en el se dice. Nadie es perfecto en este mundo (ni en Plutón). Saludos cordiales

santero Delcolmo dijo...

lograste emocionarme
=D
=D
=D
=D
=D
una vez más.
Gracias.

Sherezade dijo...

Besos a una princesa muy especial, porfi, nunca, nunca dejes de soñar ....
Besotes nena!!!

Sherezade dijo...

Tmbn llegué a vos por Monotributo, y me ha encantado y parecido re dulce y apropiado q gente q te quiere re miles te defienda así, de la forma q vos mereces.

Nena, seguí escribiendo y tal como en las cosechas apartá los frutos tiernos de los podridos para q NUNCA dañen tu dulce corazón.

Cariños a tus amigos, valen ORO.

Ciao princessssaaa :)

Hada del lago dijo...

Me han encantado los textos! Guarda a esos amigos, a esas personitas tan especiales que estan dispuestos siempre a arrancarte una sonrisa, a hacerte feliz, a hacer que te quieras un poco más a ti misma!
Quiérete a ti, y quiérelos a ellos!

Un besiño princesa!

antonella puntocom dijo...

Me alegra verte bien Sarita!
Hace tiempo que no hablamos... Ando un poco perdida buscando un refugio navideño... que rabia me dan estas fechas. Un besazo guapa! =)

isia dijo...

Tan precioso como la historia de las princesas. Querer a alguien junto con amar, es lo más maravilloso que puede ocurrir en este mundo, y tu sabes reflejarlo muy bien en tus escritos. La gente de la que hablas tiene que sentirse muy feliz de saber q la quieres tanto.

No era q ibas a volver al abecedario? xd

Me hubiera gustado que las princesas akbasen juntas, pero supongo q una historia realista tiene q tener un final como la vida misma.

Besos

malena dijo...

Tus deseos son órdenes, princesa! Ayer posteé una nueva poesía... (:
besitos

Adrianina dijo...

Los motivos y las razones pueden ser miles, pero el tic tac, siempre lo marca nuestro corazón.

Precioso escrito y con muy lindo mensaje princesabonita.
Bso para vos...

[ кeя ] dijo...

=)

muy chulo el texto (ambos)

siempre quedará una razón para sonreír ^^