domingo, 16 de marzo de 2008

Alegoría de las vanidades humanas

Misterioso es el mundo de las cosas que atraen al ser humano.
Misterioso e inexplicable, pues cada uno tenemos un propio mundo interior, sintiendo y captando los estímulos de distinta forma.
Nunca os ha pasado que algo os atrae irrefutablemente hasta la locura?
Esta situación me ha pasado con muchas cosas.
A veces es una canción que te identifica, una persona en la que te ves reflejada y complementada...
En esta ocasión hablaré de ese cuadro.
Pertenece a Steenwyck, pintor al que siempre admiré por ese misterio que sabe reflejar en sus imagenes.
Se titula Alegoría de las vanidades humanas.
Naturaleza muerta sobre una mesa.
Objetos que pueden parecer extraños o dispares.
La luz cae sobre ellos tenue, cansada y desganada, añadiendo nostalgia a una pintura ya de por si melancólica.
Sí, existe una relación fatal que hace del cuadro una reflexión filosófica por si misma.
La caracola y la catana son símbolos de exotismo, de riqueza, de disfrutar de la vida mientras dura, siguiendo margenes de Epicuro.
Cuantas veces nos rendimos a un placer simple y efímero sin pensar en un después!
La flauta, los libros... son símbolo del artes, de la realización intelectual que puede traer consigo un placer más duradero que el otro, haciéndonos sentir orgullosos.
Todo se debe combinar para lograr la felicidad en la vida.
Pero la vida también se acaba.
La muerte es la meta de la carrera.
Calaveras, lámparas que se apagan suavemente...
No volverá a ser encendida.
Toda la felicidad será arrebatada por un soplo.
Y en medio de todo ves una pequeña brújula.
A donde apuntar?
A donde lleva la vida?
Es solo un camino hacia la muerte o tiene un sentido oculto?
Es necesaria la felicidad, sabiendo que la perderemos tan pronto?
Hoy yo vivo ingenuamente.
Sin meta, sin peso encima.
Solo cargo con mis espectativas.
Observo el paisaje que me brinda mi camino.
Me reiré de la muerte en su cara.
No me importa el final, no busco un lugar en el cielo.
Prefiero disfrutar lo que me queda.
Los sentimientos están a flor de piel y estallan a veces apasionados y desenfrenados en una loca carrera sin camino marcado.
Correré tras ellos.
Estaré loca, sigo soñando
no tengo a donde ir pero sigo caminando.
"Así como no me he preocupado de nacer, no me preocuparé de morir".

3 comentarios:

Tuyo_siempre_princesa dijo...

Bueno, ya sabes que tengo una interpretación distinta para esa obra. Sin embargo coincido contigo en que es un cuadro muy hermoso y que invita a la reflexión sobre nuestra vida. Sigue caminando, creo que te diriges a un lugar muy mágico con esa seguridad que te caracteriza. Acuérdate de mi cuando llegues.
Y para variar, te sigo queriendo.

eso es lo que se siente dijo...

un problema psiquiatrico? jolines mucho ya parece que es eso no? Se que lo que él mismo ha dicho le hace carecer de valores y es tirarse tierra encima, al menos lo reconoce... pero en fin, la decepcion es la misma.

melocotón dijo...

De "misterios" está llena la vida sí señorita...y muchas veces si ,me ha atraído algo hasta la "locura" ainsssss.
Steenwyck no ha sido uno de los pintores barrocos que me hayan atraído especialmente y ese cuadro en sí me "abruma" un poquitín,me resulta tenebroso...
Aunque sepamos que la vida lleva hacia la muerte,debemos de llevarla con la mayor alegría y felicidad posible que podamos encontrar,sino para qué???,qué sentido tiene???.
No creo que vivas ingenuamente(lo demuestran tus escritos y tus apreciaciones) y sin meta alguna.Y te digo lo mismo que a "achiperre" para vuestra edad me pareceis muy maduras y sabiendo lo que quereis.Un olé por vosotras y que consigais vuestros sueños!!!Como siempre,decirte que me ha gustado lo que has escrito y muchos besitos melocotoneros.A vivir en positivo guapetona!!!