miércoles, 1 de diciembre de 2010

irrealidad

Entre sus manos tiene un espejo.

Lo besa y se siente amada.

Si se rompe todo su ser desaparecerá.

Nadie la mira.

Nadie la siente.

Todo es tan frío como ese cristal,

todo es tan irreal como esa imagen.

Y la luna ardiendo

baila un tango con el sol que se congela

aunque nunca llegan a rozarse.

Pero no necesita sus manos

para sentirlo dentro.

Para sentir que agarra entre sus dedos

como a ese frío espejo roto.

Todo su amor tiene un nombre que ya no recuerda

pero lo escucha como un eco.


Nadie entiende que su lengua solo es lengua si saborea tus nubes.


Nadie entiende que su piel solo es piel si toca tu seda.


Pero no es ninguna novedad...


Nadie la ha entendido nunca.


Diga lo que diga,


cante lo que cante,


llore lo que llore,


sangre lo que sangre,


nadie va a dignarse a oírla.


Por eso prefiere arder.


Como la luna.


Como las brujas

-_-_-_-_-_-_-_-_-

De tanto que respiro me voy a quedar sin aire.

De tanto que callo me quedaré muda.



4 comentarios:

isia dijo...

No permitas que la sirena inmudeza, pues no dejarías sin sentimientos de princesa. No permitas que el silencio se haga eterno, pues nosotros siempre te echamos de menos, y el silencio no es algo nunca bueno.

Espero que si el poema es de hace poco tiempo pronto estés mejor y encuentres a quien enamorar con tu voz.

UN abrazo

MORGANA dijo...

Bella entrada princesa.Gracias por adentrarte en mi labrinto ,aunque de momento no actualice,estoy con un proyecto.
Un millóbn de besos.

Rejog dijo...

Una vez soñe contigo
no vi tu cara
algo oscuro no me dejaba verte
pero eras tú
tu voz es la misma imprenta de las letras que he leido en este lugar

un español delicado, agreste...

un velo envolvia todo..

y mi oido en tu pecho

no hay sonido alguno...

porqué?

William dijo...

Deliciosamente adolescente. Sencillo. Extrañamente familiar. Me hace sentir joven, y entonces recuerdo que en realidad no soy viejo.